El seguro para embarcaciones fluviales

 

 

Por: Gustavo Cerdeña Rodríguez
Director General – EViS Escuela Virtual de Riesgos y Seguros

 

La región amazónica peruana abarca el 60% de la superficie
territorial y cuenta con aproximadamente 10,000 kms. de vías
navegables que constituyen el medio natural de conexión entre las
principales regiones de la amazonia que son Loreto, Ucayali y San
Martin y es por ello que el servicio de transporte fluvial es un medio
de transporte muy importante para la movilización de pasajeros y
carga en estas regiones de nuestro país que carecen de carreteras
y aeropuertos y que también facilitan la conexión con países
limítrofes con Brasil y Colombia.
Nuestra selva cuenta con varios ríos navegables dentro de los que
destacan: el Amazonas, el Ucayali, el Huallaga, el Marañón y el
Urubamba siendo los principales puertos los de Iquitos,
Yurimaguas, Pucallpa, Puerto Maldonado entre otros. La principal
función de estas instalaciones fluviales es establecer la conexión de
las regiones alejadas de nuestra selva peruana con las demás
regiones del país, costa y sierra a través de transporte multimodal
iniciando el tránsito vía terrestre por carretera en la costa hasta el
puerto fluvial e inclusive en algunos casos establecer la conexión
con países limítrofes.
Las principales embarcaciones que navegan por los ríos de nuestra
amazonia son las embarcaciones pesadas diseñadas para el
transporte de pasajeros y de carga, las llamados chatas,
motonaves, barcazas entre otras que pueden transportar hasta 300
personas con una capacidad máxima de hasta 20 tn.
Considerando que por vía fluvial se movilizan el 90% del tráfico de
pasajeros y carga y que el transporte fluvial en la zona es de gran
importancia económica es necesario resaltar que este tipo de
transporte presenta grandes obstáculos que han limitado su
desarrollo y que afectan económicamente a las empresas
dedicadas a prestar el servicio transporte fluvial como por ejemplo,
es una característica natural de la amazonia peruana tener
temporadas de vaciantes (entre los meses de Junio y Diciembre) en
las cuales los niveles de los ríos descienden significativamente
hasta en 12 metros lo cual imposibilita la navegación de
embarcaciones de calados superiores a 1.80 mt. lo que trae como
consecuencia la encalladura de las embarcaciones.

En contrario a los accidentes que se pudieran presentar en las
temporadas de vaciantes son los fenómenos que aparecen en las
épocas de crecidas de ríos como por ejemplo la aparición de
palizadas que son el resultado de la navegación a la deriva de
troncos, árboles y arbustos que se acumulan en determinados
tramos de los ríos navegables provocando el cierre del cauce del rio
o en algunos casos colisiones de las embarcaciones que pudieran
provocar daños severos a aquellas que se encuentren transitando
por estos ríos. En cualquiera de los casos antes mencionados los
daños a las embarcaciones pueden ser severos conllevando a la
paralización del transporte, retraso de pasajeros, deterioro de la
carga transportada y en el largo plazo retraso en el desarrollo
económico de la región al no contar con la infraestructura adecuada
para desarrollar el comercio de la región.
Tomando en consideración los riesgos a los que se encuentran
expuestas estas embarcaciones, existe el Seguro de Cascos
Fluviales que está diseñado para cubrir la pérdida total o parcial que
pudiera sufrir la embarcación que navega por los Ríos de la Hoya
Amazónica a consecuencia de eventos propios de la aventura fluvial
tales como hundimiento, varadura, encalladura, volcadura,
embarrancamiento, colisión, incendio o explosión que se produzca
dentro de la embarcación. Asimismo se pueden ofrecer coberturas
adicionales tales como Responsabilidad civil por daños a terceros
que se pudieron producir durante las actividades inherentes a las
embarcaciones aseguradas, responsabilidad civil por daños que se
pudieran producir por colisión con otra embarcación fluvial, también
están cubiertos los gastos en los que incurra la empresa de
transporte fluvial con la finalidad de rescatar la embarcación de un
peligro inminente que derive en la perdida de toda la embarcación.
Es importante contar con el seguro que respalde la continuidad de
las actividades económicas de las empresas dedicadas al
transporte fluvial.

 

invitacion en blog

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *